domingo, 25 de mayo de 2014

De plaga a recurso

Lo que sigue es un documental de Canal Encuentro.

El equipo de investigadores de la Facultad junto con la ONG, Grupo de Estudios sobre Ecología Regional (GESER) y lugareños de Formosa, lograron que esta planta -incesante invasora de terrenos sin dejar crecer nada a su paso desde 1930-, sea una fuente de recursos. Hoy casi dos millones de metros cuadrados en Ibarreta reverdecen a sus pies. No sólo se abrió paso a la producción ganadera sino que las ramas enfermas se venden como carbón, y los mejores troncos se reservan para muebles o parquets. Las flores son usadas para la apicultura y los frutos como alimentos balanceados y harina.
Nada se pierde desde que en 1993 comenzó a trabajarse en un modelo integral en el proyecto Vinal que hoy suma más de cincuenta familias en el centro de Formosa. "Un sector que antes estaba totalmente abandonado se convirtió en una reserva forrajera. No deben desplazar más a los animales porque se regeneraron los pastos al podar el bosque de vinal que otrora hería al ganado con sus espinas semejantes a un puñal. Con métodos sencillos se recupera el ambiente ecológico y productivamente, en dos años se logra un panorama totalmente distinto", remarca Astrada.

La propuesta de estos investigadores fue distinta a la que se propuso erradicar el vinal históricamente a través de la quema, herbicidas o el corte de raíz. En vez de tomarlo como un enemigo a destruir, la idea fue adoptarlo como aliado pero bajo un manejo controlado. "A los campesinos les suelo decir hagamos al revés de lo que se haría, es decir, sacar la peor madera para carbón y hacer el mejor uso para obtener un bosque que dará a futuro madera en cantidad y calidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario